Christian Gálvez “viste” a Da Vinci con “jeans” y hace justicia a la Gioconda

Christian Gálvez “viste” a Da Vinci con “jeans” y hace justicia a la Gioconda

Madrid, 14 nov (EFE).- El escritor y presentador Christian Gálvez coloca a Da Vinci y a la Mona Lisa “en pantalones vaqueros” en “Gioconda descodificada”, un libro que no solo indaga en la figura del polímata, sino que además “hace justicia” al rol de la mujer en el Renacimiento a través “del cuadro más famoso de la historia”.

“La finalidad de este libro es alejarme un poco del trabajo de erudito y hacer un libro más ‘mainstream'”, ha asegurado hoy el madrileño (1980) en una entrevista con Efe.

“Gioconda descodificada” (Pengiun Random House), sirve, dice, para acercar la figura “más humana y más terrenal” de Da Vinci tanto a los lectores que “no saben nada de él” como “a los que tienen interés en la historia del arte”.

Tras publicar varios libros sobre el artista, el presentador del concurso de televisión “Pasapalabra” desde hace una década publicó el año pasado “Leonardo da Vinci: cara a cara”, un ensayo “híper exhaustivo” en torno al rostro del artista que propició su entrada en el Leonardo DNA Project, un equipo de investigadores y científicos que pretenden reconstruir la figura del genio florentino.

“Todo el mundo lo considera un genio pero lo cierto es que en su época fue un fracasado”, afirma el escritor, que opina que cuando la gente le califica como genio “le coloca en un pedestal demasiado distante”.

Sin embargo, Gálvez admira al florentino (1452-1519), “un referente más que un ídolo”, por su “perseverancia”.

“Da Vinci era ilegítimo, iletrado, disléxico, bipolar, con déficit de atención y fue ninguneado en Milán, en Florencia, en Venecia y en Roma”, afirma el mostoleño, que, sin embargo, le considera uno de los referentes artísticos del Renacimiento, que además cambió el “modus operandi” del retrato femenino, en una época “difícil” para las mujeres.

“Cuando hablamos del Renacimiento hablamos de Boticelli, Rafael, Miguel Ángel o Leonardo, pero cuando hablamos de mujeres del Renacimiento hablamos de Lucrecia Borgia, puta y envenenadora”, afirma tajante el escritor, en cuyo libro reivindica a grandes mujeres que “brillaron con luz propia”, como Artemisa Gentileschi o Sofonisba Anguissola.

Sin embargo, la que no se olvida es “La Gioconda”, un cuadro que siempre ha fascinado al público, algo que Gálvez atribuye a “un márketing brutal” realizado por Francia, que reivindicó la obra de Da Vinci, y a la que también contribuyó “la reinvención del cuadro durante el Romanticismo” y el “famoso robo del de la obra en 1911 por Vincenzo Peruggia”.

“Iba mucha más gente a visitarla cuando no estaba que cuando estaba”, afirma Gálvez, que también alude al “misterio” que se ha creado en torno al cuadro y a la identidad de “la Gioconda”.

Él tiene su propia teoría y cree que no hay pruebas concluyentes de que sea, como sostienen algunos expertos, Lisa Gerardhini”.

La descripción del cuadro que hace Giorgio Vasari, uno de los primeros biógrafos e historiadores de arte italianos, “no tiene nada que ver con el cuadro del Louvre y, además, la ausencia de cejas de ‘La Gioconda'” la relaciona en cierto sentido con la madre del artista”.

Muchas son las teorías en torno a ‘La Gioconda’, que van desde que puede estar embarazada por la posición de sus manos a que su sonrisa en realidad esconde una enfermedad.

Sin embargo, Gálvez considera que “la gran enfermedad de ‘La Gioconda’ es que no está restaurada”, ya que para él “no se puede hablar de un cuadro sin saber cómo es realmente”. EFE

José Carlos Rodríguez.

Fuente: La Vanguardia



X