Renacimiento

Una nueva forma de ver el mundo y al ser humano

Renacimiento, la cumbre del conocimiento y de la multidisciplina en un mundo donde hombres como Michelangelo Buonarroti, Raffaello Sanzio, Sandro Botticelli, Domenico Ghirlandaio, Fra Angélico o Leonardo da Vinci hicieron volar con la imaginación a una humanidad que empezaba a comprender el significado del antropocentrismo, doctrina que sitúa al ser humano como medida de todas las cosas. El hombre dejaba de responsabilizar y a la vez culpar a Dios y buscaba respuestas científicas a todo cuanto le rodeaba. O como lo definió Albert Einstein: «El Renacimiento italiano, que significó el fin de la paralización cultural de la Edad Media, se basó en la libertad y en el relativo aislamiento del individuo».

Se suele atribuir el origen del término «Renacimiento» a Giorgio Vasari, célebre autor de Le vite de’ più eccellenti pittori, scultori e architettori y contemporáneo de esta época; sin embargo, el vocablo como tal aparece literariamente hablando en Francia en 1829 «de la mano de Balzac, quien lo colocó en labios de uno de los personajes de Le Bal de Sceaux, caracterizando ya entonces la pintura flamenca e italiana posteriores a la Edad Media» y desde ese momento ha sido el vocablo que se ha utilizado para designar una época de tanto esplendor como fue el Renacimiento.

Cada museo del mundo tiene una manera de conmemorar los 500 años de la muerte de Leonardo da Vinci. El Metropolitan de Nueva York opta por una muy diferente: una exposición con una única obra expuesta en un espacio simple, sobrio y oscuro, recreando una capilla a modo santuario, con una sola ráfaga de luz dramática que invita a la meditación. La pintura elegida es el boceto de San Jerónimo, una de las más enigmáticas del genio del Renacimiento....

A questi si affianca una copia antica di un ritratto di Lutero, il dittico di Adamo ed Eva e una Madonna col Bambino e il san Giovannino, tutti sempre di Cranach. Del percorso espositivo fanno parte anche  i ritratti di personalità fiorentine inquisite per aver manifestato il loro interesse verso le nuove teorie religiose: Pietro Carnesecchi, di Domenico Puligo, e Bartolomeo Panciatichi, di Agnolo Bronzino....

X